sábado, 1 de noviembre de 2008

TeMpuS sAns




¿? Qué pasa
con el aire,
cuando saltas en el vacío sin saber lo que encontrarás
¿? Qué pasa
con los recuerdos,
de alguien que no has conocido nunca
¿? Qué pasa
si no paramos,
y seguimos sin percibir los secretos,
que nos sugieren las paredes

Pequeños enigmas diarios
Luminosos,
en medio de tanta niebla

Persistiremos,
al ensamblar fragmentos
Que hagan soñar

21 comentarios:

amor dijo...

y que los sueños nos acerquen cada vez más al abrazo

un beso

s

ESCAECER dijo...

Gargola esos pequeños enigmas cotidianos quedan flotando en el universo, y se acoplan a la memoria de la persona a la que va inicialmente destinada, y nosotros que los cojemos al vuelo debemos dejarlos marchar, puesto que no nos pertenecen, y tratarlos como pequeños tesoros.
Besos

alkerme dijo...

Interesantes preguntas...

Un beso

Movimento dijo...

Uau!... Quanta beleza!... Sinceramente, estou emocionada. Você é muito sensível. Parabéns.
Um abraço.

Antón Abad dijo...

Tiene que doler me digo; tiene que doler tanta percepción, tantas inquietudes. Saber que estamos perdiéndonos algo, nos obliga a estar alertas, con aquellos sentidos destinados. Inmersos en este Maëlstrom, no es raro que nos dañen las esquirlas que giran en la oscuridad del mundo. Dan ganas de contestar a todas sus preguntas, pero me temo, que robarle el tiempo de las respuestas, sería una herejía. Buenas noches Sra.Gárgola.

rebeccammm dijo...

Humm... lots to think about. I particularly like this stanza.
¿? Qué pasa
con los recuerdos,
de alguien que no has conocido nunca

This definitely hits home. Que pasa? I wonder??
Please forgive my inability to answer in your language. I do understand it, but I can't respond in it. ;(

Lena dijo...

Los recuerdos de alguien que no has conocido nunca son ficciones.

Las más lindas, eso sí.

Un beso, Gargolina!

TOROSALVAJE dijo...

Me gusta mucho tu poema, creo que cada vez escribes mejor.

Hay que percibir e intentar ser también el otro, compartir sus recuerdos y descubrir enigmas para sentir más y mejor.

Besos.

Inuit dijo...

Un poema de una gran duda existencial, bello en sus formas y en sus colores.
No se pregunte, respire y viva que la vida le respoderá adecuadamente.
Sólo escuche, sienta, ame y respire, porque sin respiración no hay vida y sin vida la gran Vida se queda sin palabras.
Inuits

Justine dijo...

Creio que a resposta é persistir,sempre, e continuar a fazer perguntas...

[já colheste o hibisco ou a azálea, para adornares o cabelo?
Boa viagem:))}

Malena dijo...

Estamos rodeados de tantos secretos por descubrir...
Toda la vida es un secreto y los árboles, las plantas y hasta el aire que respiramos desearían contarnos mil cosas, somos nosotros los que no disponemos de tiempo para escucharlos y no sabemos las maravillas que nos perdemos...

Mil besos, Gárgola y buena semana.

cuentosbrujos dijo...

Sabes loq eu pasa con todo eso? lo mismo que con los ebsos que nunca se dieron
saludso brujos interesante textra paa un sugerente texto
saludos compañera

el olvido imposible dijo...

Sucede que la incertidumbre es en ocasiones un impulso, el enigma nos hace saltar para encontrarnos con lo que finalmente hay. Los recuerdos de otro también pueden convertirse en los tuyos si tú los recuerdas. Sucede que hay muchas cosas inexplicables que sentimos ciertas, eternas, deámbulando en nuestra búsqueda. Como si existiera una cita eterna a la que nunca hemos llegado a tiempo...

Mixha dijo...

La persistencia del tiempo y la esperanza frente a la desesperanza y al olvido...
Esa búsqueda impenetrable donde no sabes que encontrarás, se convierte en un devenir que a veces te deja un sabor amargo; pero supongo que eso depende de cada uno de nosotros...
un beso

te mando un mail más tarde,,,

Néctar dijo...

Aunque todo eso nos pase por delante sin darnos cuenta, aunque el aire nos roce la piel y no lo sintamos, aunque estemos rodeados de gente y sigamos sintiéndonos solos,...persistiremos, pero teniendo en cuenta que la calidad de nuestra existencia no será la misma porque no seremos más que una simple marioneta en el circo de la vida, sin embargo, si nos dejamos envolver por la brisa, por las palabras, por las sonrisas, si nos convertimos en un expectador activo de la vida, ahí dejamos de persistir para empezar a existir, a sentir nuestra propia esencia que no perfumará nuestra vida si no va acompañada de ella misma. Gárgola, como ves, no te he abandonado. Besos de nueva cercanía.

Goathemala dijo...

Posiblemente lo que pase con una vida sin afanes culturales y sin sensibilidad, para por ejemplo percibir los objetos de las paredes, es que no merezca la pena vivirla.

Debe ser una condena, conozco muchas personas así. Son felices pero a mi esa alegría ramplona no me vale.

Perfecta composición en contenido, forma y foto.


--
Saludos, Goathe.

Dédalus dijo...

Me ha gustado leerte, Gárgola... y, por cierto, me ha recordado tu escrito a aquella vieja pregunta que se hacían los sabios del XVIII: "Si un árbol cae en el bosque y no hay nadie para escucharlo... ¿Se produce sonido?"

Besos.

Escucho encantado a David Gilmour. Pink Floyd me acompañó tanto, tanto...

JaviC dijo...

Muy buenas preguntas las tres. Y sin embargo, prefiero seguir Jaime Sabines ensamblando fragmentos que hagan soñar, como dices, a conocer sus respuestas.

Un saludo!

JuanR Cuchhi dijo...

fracciones de tres reencuentros...

ESCAECER dijo...

Gracias, Gargola por tu sensibilidad a mi poema, me pasó lo mismo que a tí no paré de llorar mientras compuse los versos a mi madre fué como un parto que tenía que hacer, ....duele demasiado...besos

Gargola dijo...

Esta vez he tardado un poco en agradecer, pero no me he olvidado ni una de vuestras palabras y comentarios.
Es mi primer poema que alcanza los 20 comentarios y me siento muy halagada por todas y cada una de vuestras visitas. Es un privilegio disfrutaros dónde creamos el tiempo.
Gracias: Amor, Olvido, Alkerme, Movimento, Abad, Rebecca, Lena, Toro, Inuit, Justine, Malena, Brujo, Olvido, Mixha, Néctar, Goath, Dédalus, Javi, Cuchhi y como siempre también, a todos los que me brindan con su silencio cómplice.