domingo, 26 de abril de 2009

TeMpoS deSpuéS



Al día siguiente,
en la casa del león
Las ventanas están cerradas,
cristales rotos,
cortinas desgarradas

22 comentarios:

Malena dijo...

Las ventanas cerradas guardan el secreto de la tragedia que ocurrió y que nunca nadie, solamente ellas, podrían explicar.

Besos y rosas, Gárgola.

TORO SALVAJE dijo...

Todo tiene su tiempo, todo nace y desaparece, se extiguen las dinastías, se derrumban los imperios, todo tiene su ciclo, y está bien que sea así.
No me importa.
Cristales y cortinas que indican la magnitud de la catástrofe.

Besos.

josé luis sánchez dijo...

Tras la sólida estructura,
los detalles delatan
los desgarros
y el paso del tiempo...


Saludos.

sergio astorga dijo...

Gárgola, el león perdió su garra citadina, y en granito su memoria ruge.
Un abrazo que se abre.
Sergio Astorga

isis de la noche dijo...

Algún eco del instante en que todo cambió todavía debe estar contenido en el interior de la casa..

¿o será que esa imagen -bellamente recreada por tus palabras- es ese eco????

besos!! ;)

ybris dijo...

A la construcción siguen las ruinas como a lo perecedero el final.
Sin embargo el recuerdo conserva la dignidad de las ruinas.

Besos.

Themys Brito dijo...

...y en el fondo, te quedas con las ganas de que la historia de que llenó de vida este lugar haya continuado en otro sitio, con ventanas y cortinas nuevas.
Un saludo.

Mixha dijo...

mucha fuerza en tu palabras mi querida amiga Gargola, me quedo con tu fortaleza y sensibilidad que me hacen imaginar esos critales rotos donde puedo imaginar qué hubo dentro... un besote
me encantó

Ana dijo...

Me encantó tu blog...Felicitaciones!!!

Ana...

Lúzbel Guerrero dijo...

¡PLÍÑ! un diez DOÑA GÁRGOLA
Me recuerda una casa en la que viví en la decrépita Lisboa
El techo estaba tiznado por las velas, el polvo del suelo delataba mis preferencias en los recorridos por las estancias
Añoro aquel tiempo en el que me asomaba cada mañana a la Rua dos Douradores, para tomar unos vinos con mi querido amigo Bernardo; era muy fácil, sobre las once, sorprendernos en flagrante delitro

cuentosbrujos dijo...

si cuando estas haciendo la foto una cara asoma por una de esas ventanas te da un sincope eh??
kjajaja
buena toma, saludos

alkerme dijo...

A veces los leones se pasean por ahí haciendo algo de ruido, lo sabemos al descubrir cristales rotos, cortinas desgarradas, alguna que otra herida...

Besos

cristal00k dijo...

Batallas del corazón. Hay formas de quedar a salvo que implican algún que otro destrozo.
Superándote Doña Gárgola.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Me encantaría poder entrar dentro, a veces lo he hecho... y juego a imaginar historias y diálogos...
Te superas en cada post.

Justine dijo...

O desgaste implacável do tempo atingindo até a rigidez da pedra...

(não há congressos previstos este ano em Lisboa??)
Beijo

Raquel T. dijo...

Tránsito inevitable... La fiereza de los días se apaga en lo implacable del tiempo, y lo que fuimos tiende a cambiar: la carga que creíamos urgente la obviamos por la ligereza de lo importante, y todo se resuelve relativo, como lo es en el momento de nacer. Ante la desnudez inmediata que esto nos provoca, ropajes de adaptación; ante la duda más adulta que pensábamos lejos, proximidad de la convicción serena del... tránsito inevitable.
Abrazos siempre frescos...
PD: Gràcies! ;)

rubenlois dijo...

Precosa imagen Gárgola.
Os echo tanto de menos

En nombre de la ñ dijo...

Recien nacido de entre las aguas del color de la locura.

Una nueva madre llamada Todo.
La mujer de Don Secreto.
Yo soy su recien nacido.
Juntos la creacion se hace eterna.

Yo, Eterna,
rompo el tiempo en ladrillos.
Ayer, yo era otra.
Hoy, yo soy.
Mañana, ...

Las mejillas del mundo seran cavernas.
Habra rios iluminados por las velas.
Respiraremos el olor humedo mezclaso con nuestros dramas, tus sueños y mis risas.
Asi, en medio de la humadera, vere tu partida.
Tu renacimiento.

aurinxki dijo...

Qué manera de aquellas cortinas para crear inmortalidad...
Me encantó tu blog, te sigo.

cuentosbrujos dijo...

me gusta el resultado final con su textura
saludos

Justine dijo...

Já fui ler algumas coisas sobre Benedetti, que conhecia muito, muito mal. E irei continuar a lê-lo, agora que o tempo atingiu a sua força de pedra...

Goathemala dijo...

Preciosa foto y un texto que deja vía libre a la imaginación.

Pues sí, he visto que te prodigas menos (a mí me sucede lo mismo).

Abrazos.