viernes, 29 de enero de 2010

Ecos




Sigue al latido,
silencio

Sístole
Diástole

Desborda el tacto de la amplitud,
trayectoria en la querencia del anhelo

Simplemente es,
sin nunca haber estado

Contracción
Distensión

Ahí reside el arcano

25 comentarios:

isis de la noche dijo...

El arcano...

Lo has transmutado en palabras... las palabras precisas, querida amiga ;)

besos miles

isis de la noche dijo...

Oh guao!!!!

acabo de reparar en la coincidencia... ecos... ecos de la eterndidad, suspiros.... yo he escrito algo parecido...

vaya amiga... ni el tiempo ni la distancia rompen nuestras 'sincronías' jeje

más besos

ANTIQVA dijo...

Quiza el arcano consista en seguir el consejo de la máxima egipcia: "Durante el tiempo de tu vida siga el mandato del corazón..."

Entendiendo el corazón como el organo del Orden y el Equilibrio en el cosmos (simbolizado por Maat).

En suma, la propia conciencia del hombre.

Quiza el gran arcano sea que nunca actuemos en contra de nosotros mismos, de lo que nuestra conciencia nos indica, de lo que nos dice el corazon...

Un abrazo fuerte, amiga

el olvido imposible dijo...

Hola niña. Tus palabras me hacen volar... Hay enigmas a los que valen la pena intentar acercarse

Veronika dijo...

Sigo el latido...

Abrazos

ybris dijo...

Vaivén de toda vida.
Nos columpiamos,
saltamos sobre ella
y rebotamos.
Misterioso eco de nuestros propios pasos.

Muy bello.

Besos.

Mixha dijo...

Mi querida Gárgola
Tus escritos siempre me dejan reflexionando y pensando infinidad de cosas y me llevas a multiplicar mis pensamientos y llevarlo muy lejos, buenísimo como siempre,
Espero que podamos escribirnos pronto por msn ya te contaré, un besote

TORO SALVAJE dijo...

Que siga.
Que no pare.

Besos.

Inuit dijo...

Sentir el latido es casi un deber, pero escucharlo atentamente, es una necesidad. Saber esto, es conocer lo esencial de nuestros propios arcanos existenciales.
Inuits

Justine dijo...

Descarnado, limpo e forte, o teu blo poema!
Abraço

iliamehoy dijo...

Tan hermoso como siempre, y ese latido necesario.
Una sonrisa

josé luis dijo...

Sones, impulsos, vida. Un canto de corazones.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Latidos de vida... vamos, venimos... nos levantamos, caemos... somos.

Besos enormes.

alkerme dijo...

Preciosos movimientos vitales y sus ecos...

Un beso

Antonio H. Martín dijo...

Es la respiración de la vida, amiga Gárgola: entre latido y silencio, entre día y noche, se mueve el universo.

Un abrazo con vaivén.

Antonio H. Martín dijo...

Ah, y muy bueno el comentario de Antiqva, me sumo a él. El camino con corazón es lo que verdaderamente importa.

Saludos con corazón.

sergio astorga dijo...

Gárgola, entrar y salir, subir y bajar, inspirar y expirar, ecos de la vitalidad.
Abrazos sinergéticos.
Sergio Astorga

Ardaire dijo...

Qué frescura
Ritmo vital que debemos aprender
ritmo en equilibrio como una buena música.

Antón Abad dijo...

Hay una canción de Jorge Drexler que habla de un faro, y dice en un momento algo así:

...Guía mientras no deje de girar ...
... No es la luz, lo que importa en verdad,
son los doce segundos de oscuridad.

Me lo ha recordado su poema; las cosas que no se ven, son el reflejo oscuro de lo existente.

moderato_Dos_josef dijo...

bello poema leleno de ecos de corazones perdidos en nuestra humanidad.
Un saludo!

Malvada Bruja del Norte dijo...

La foto parece de otra dimensión, a la que tus palabras imponen el ritmo. Y cierras con un Arcano...secreto, silencios, ecos... Misterio y Vida...

Juan R.Lopez dijo...

en esa querencia habitamos, y luego en el latido caen muros de antiguos ladrillos por el caudal de libertad
de una hemorragia roja y silenciosa.

magnífico.

Eli dijo...

La gárgola detiene a su sombra, por instantes ilimitados. Tiempo irremediable rasgando callejones sin salida. Una botella a la deriva, puede romperse, pero nunca el sueño que desenmascara.

Gracias por tu mano lo suficientemente pequeña como para vendar la noche...

ANTIQVA dijo...

Amiga, simplemente para enviarte un abrazo...

Espero que estés bien...

cristal00k dijo...

Ser sin estar... enigma recóndito del Arcano.
Jung hubiese suscrito al 100% tu definición.
Besos hacia la luz.