sábado, 11 de octubre de 2008

bello Verbo: pRocRaStinar



Fragmentos buscados al azar
En un diccionario
o en la lista de la compra:
siempre por hacer

Índices de libros en idiomas olvidados
Parábolas sin geometría

Lecciones no aprehendidas
Clases magistrales en campos de fútbol,
cultura de pastas:
oídos sordos a los macarrones

Recetas controladas,
ingredientes prohibidos
Deberes, cuentas, juramentos:
siempre por hacer



'Posponer... las compras, el trabajo, el hambre, el anhelo.
En este momento vencen las ganas de flotar, tranquila, en la burbuja protegida del ático acristalado. La ciudad pasando a su ritmo, al otro lado del rio. Con sus gentes de sábado, pertrechadas de la inevitable compañía de máquinas: disparos al por mayor; simulacros de que no andan solas (tiempo perpetuado en píxeles). Países donde, bajo la sombra de crisis, aparentemente reina la paz.
Una niebla que lo envuelve todo, desdibujando los contornos de la prosaica realidad.'

14 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Procastinar: Acción de volver loco al posible lector hasta que desista de buscar.

Luego se le remata con un poema, que sea bueno, que guste y que lo acabe de enloquecer.

Besos.

Gargola dijo...

No lo encontrarías nunca, mientras no hubieses detectado la R que faltaba (rectificada!!!, gracias). De todos modos, espero haber contribuido a que el domingo fuera un poco boig, siempre viene bien! besos

Malena dijo...

Gárgola, muchísimas gracias por tus cariñosas palabras y el poema que me dejaste.

Nadie que entra en mi Tintero es un extraño y tú eres bienvenida, al igual que cuando vengo a visitarte. No es la casa de una extraña. Me siento bien aquí.

Un beso muy grande.

Néctar dijo...

Procrastinar: diferir, aplazar. Si es un bello verbo, pero me sigo quedando con tus palabras, que como no podrían ser de otra manera nunca dejan a nadie indiferente. Con crisis o sin ella el mundo sigue, la gente sigue haciendo su vida, y nosotras seguimos por aquí a ver si, por lo menos, en un ataque de histeria, nos calman las palabras.

Libertad amor dijo...

El silencio es lo mejor si el alma no grita, prefiero mil veces ni escribir ni hablar que caer en lo vacío.

Mixha dijo...

Me gustó el remate de tu entrada, el final. Como nos presentas una definición y poetizas el final. Introduciendonos en tu pensamiento,

un beso, seguiré leyendote

cuentosbrujos dijo...

pareces uan sublime cheff, me apunto al guiso,
çSolo espero que la gallina de la foto no participe, jejeje
me gusta el tratamiento que le has dado
saludos brujos

Dédalus dijo...

Después de todo ese torbellino de palabras, imágenes y sensaciones encontradas, uno piensa que, con todo, la vida sigue. Hay algo en ella que es imposible: su inapelable curso.

Besos, Gárgola.

el olvido imposible dijo...

Me encanta este espacio que has creado, realmente creativo, con palabras jóvenes, juguetonas, con risa. Fantástico

Malena dijo...

Vine a visitarte y no estabas.

Mil besos.

Goathemala dijo...

Estuve un tiempo por aquí.

Me gusta tu forma de escribir, las imágenes que creas.

Todos los abocados a la procrastinación te entendemos. Antes del colapso imagino amarillas hojas de álamo que el viento espanta o una luna que para no asomar al firmamento aferra sus zarpas selenitas a la montaña. Cualquier cosa sirve.


--
Saludos, Goathe.

Justine dijo...

Mas contra a prosaica realidade, o antídoto da tua escrita depurada e cristalina, de que gosto muito!

( e obrigada pelas palavras)

Gargola dijo...

Las palabras que me dejáis son generosas, me llenan de alegría y me dan ánimos para seguir escribiendo, aunque algunas veces el pudor de estar cometiendo muchos errores en la lengua de Cervantes, me inhibe un poco...
Pero reflexiono: siento, luego escribo, lo intento corregir y más tarde lo puedo corregir una y otra vez (no tengo ningún problema en rectificar!!!). Muchas gracias Toro, Malena, Néctar, Impost*, Mixha, Brujo, Dédalus, Olvido, Goathe, Justine, y también tu, que has venido sin huellas, pero con cariño. Espero seguir teniendo el placer de vuestra presencia y comentarios. Abrazos!!!

Antón Abad dijo...

Soy afortunado en llegar en el tiempo posterior a la edición que enloquecía a Torosalvaje. Gracias, no conocía esta palabra, si bien su definición no me fue ajena casi nunca que yo recuerde.
Me ha encantado esta frase: "simulacros de que no andan solos"