jueves, 2 de octubre de 2008

Calaixos




Buscaba y rebuscaba, en cajones del desván, piezas

desencajadas
de un juego inexistente. Concentrado en su tarea de montar rompecabezas, pasatiempo a que se dedicaba con total entrega. Solía encontrar tuercas, piezas de relojes y algún que otro trozo de tela que no se había transformado en trapo de limpiar. Todo eso, lo ensamblaba en maquinarias fantásticas, en inventos extraordinarios. Un día, que andaba examinando un satélite traspapelado, ingenió (sin intención - eso lo reconoce) la tramoya del tiempo. Su padre se enfadó tanto con tal tropelía, que mandó enladrillar la entrada del habitáculo. Pensaba así, que él nunca más osaría plantear tal impertinencia. Pero estaba equivocado, otros cajones seguían accesibles a su infatigable curiosidad.

13 comentarios:

alkerme dijo...

Muy bueno, me ha gustado.

Gracias y besitos

TOROSALVAJE dijo...

Parece una escena de las películas de Tim Burton.

Me gusta tu imaginación, la tramoya del tiempo nada menos, y eso mientas examinaba un satélite traspapelado. Jo, yo querría hacer eso cada día.

Ah, la música genial.

Saludos.

Lena dijo...

Satelite traspapelado????

I need one of that!

Now!

jajajaja

Fulminante, Gargola!

nat dijo...

quien pudiera dar con tal invento..

Justine dijo...

A tua escrita onírica e metafórica é, simultaneamente, límpida e clara. E isso é raro(raro no significado português:)))

el olvido imposible dijo...

Te leo y todo en mí son interrogaciones y asombros. Mi imaginación se derborda sobrevolando tu escena. Me encantas

Malena dijo...

Has enlazado las palabras de tal forma, que se sale de lo corriente y creas un ambiente nuevo, en el que me ha gustado introducirme. Gracias.

Un cariñoso saludo.

P.D/ Ya sabía de tu existencia a través del escrito que hicimos con varias palabras en el blog de Alkerme. :)

amor en libertad dijo...

será mejor que te desaparezcas en ese satelite, hasta que aprendas a escribir mejor.

besines.

Gargola dijo...

Gracias por los comentarios. No espero que a todos les guste mis poemas ni mi forma de escribir (sé que cometo errores, e intento corregirlos a tiempo o a posteriori), pero hay cosas que forman parte del estilo de cada uno, y guste o no a los que se llaman 'eruditos o poetas' es mi espacio, mi escritura y mi manera de decir las cosas. Acepto a las criticas constructivas y son bienvenidas! Pero esa critica que estoy segura no ha venido de Santi, me ha tocado la fibra... Ahora ya me parto de la risa... El primer impulso ha sido borrarla, pero la dejo: como un recuerdo para mi misma de lo perversas que pueden llegar a ser las personas detrás de máscaras protectoras o de la usurpación de identidad... Ojala pudiera tener un satélite para perderme, mas de una persona se apuntaría conmigo...

amor en libertad dijo...

siento lo sucedido, el comentario no es mío, tu escrito me encanta y ya te dije por mail que tu blog me encanta, me gusta mucho

santiago tena

Mixha dijo...

Me gustó tu escritura, y pienso seguir visitandote. Tienes imágenes muy interesantes y buenísimas. Me encantó verte en mi blog y seguiré viniendo al tuyo
un beso

JuanR Cuchhi dijo...

si somos de curiosidad somos de filosofía...precioso texto.
además debemos de reconocer aqui que ningún muro la sustenta.
besos.

pd; eres una maravillosa persona.

Margarita dijo...

Gárgola,
he estado deambulando por tu blog y ha sido maravilloso. Quería decirte qué poemas me habían gustado más (porque todos me han gustado mucho pero algunos, algún párrafo, me ha dejado deslumbrada) pero he leído tantos..., me iba diciendo "uno más y me pongo a trabajar", "bueno, otro más".. y así avanzando avanzando.
Otro día tengo que entrar y volver a leerlos, a mi me encanta releer y me encanta volver sobre los poemas una y otra vez. Entraré otra vez y me haré mi listita de poemas para visitarlos y te la contaré.
Además las imágenes son hermosas, lástima que aquí no tengo sonido (entraré en casa).
De verdad que no son cumplidos al pedo (que dicen los argentinos), eres una verdadera poeta, cada verso es una sorpresa y a la vez se ve que no pretendes sorprender sino expresar, tocar el corazón y la mente, no es un alarde de ingenio.
Un besito y ahora sí, me pongo a trabajar.
Margarita