domingo, 28 de diciembre de 2008

Licencia poética



Permiso para conducir palabras
Sin reglas de circulación
Ni normas de seguridad

Invento de nuevos recorridos
Carreteras por asfaltar
Sin métrica ni metro

Infracciones acumuladas
Sin ningún tipo de respaldo
Ni acento, estrofa o soneto

El compromiso ideal
La belleza
Desvarío apenas alcanzable

¿quién te lo otorga?
¿cuándo te la quitan?
¿cuál es la velocidad máxima del corazón?

Párvula díscola
Llevaré siempre la A
De aprendiza

20 comentarios:

Themys Brito dijo...

Muchos lo hacen sin permiso... y el corazón siempre sorprende superando su último récord de velocidad.

Tu A debe ser de asombrosa.

Antonio Castellón dijo...

Muy bien, Gargola.
Verso libre en estado puro. El corazón manda.
¿Y quién puede ponerle frenos al corazón?

Saludos nocturnos.

TOROSALVAJE dijo...

Hubo un poeta que dijo que escribir poesía sin métrica y rimas era como jugar al tenis sin red. Puede ser, pero me encanta jugar al tenis sin red.

Besos.

Antón Abad dijo...

No sea modesta, la A marca la categoría, y no sólo conserva los puntos de salida, sino que ha conseguido los suplementarios por conducción impecable.

Juan Cairós dijo...

Uhmmm, y permiso para pasear mi asombro por tu blog...

Muy bueno, gárgola, directo, libre, asimétrico, como el alma, como el viento, como tú...

De arriba a abajo y de abajo a arriba, sea centro o esquina, estos versos son tremendos.

Un beso fuerte!

sinespacio dijo...

Hola Gargola,
Permiso absolutamente concedido; con licencia para crear.
Un beso

Inuit dijo...

A veces pienso qué cielo alumbró a un poeta o qué inteligencia teje los versos, pero llego a la conclusión de que ambas son necesarias si son acariciadas por la GRACIA y ahí existe el permiso explícito de todas las licencias.
Páseme por e-mail sus datos antropológicos que le busco la poesía en sus planetas.
Le tomé prestadas algunas fotos(tres). ¿Me dirá si le parece o no?

Inuits

Dédalus dijo...

Me llevarás en tu pérfido vehículo de mirífica párvula, ¿Gargola?

Un beatífico ósculo.

(To do está por vivir)

Por cierto, bella música...

alkerme dijo...

Así es escribir...

Me encantó.
Besitos

ESCAECER dijo...

No te pongo la A de aprendiza pero si la L de novata aunque no lo seas, con tal de que no pases de 80, lo justo para poder alcanzarte...
besos

Mixha dijo...

Mucha fuerza mi querida Gargola, me gustó este poema lleno de símbolos y metáforas muy interesantes que dicen miles de cosas y me encantó "¿Cuál es la velocidad máxima del corazón?

un besote en estas fiestas y un gran abrazo con gran cariño y mucha ternura, gracias por tu amistad, ya te mando un mail, besotes

cristal00k dijo...

Y es que hay saberes, en los que nunca te llegas a licenciar. El del corazón, es acumulativo... Ciencia pura... no te puedes perder ni una clase...
Así pues, sigue orientándonos con tus versos sabios.
Un beso.

Erika dijo...

www.avenidavinte-e-dois.blogspot.com

guess who :)

el olvido imposible dijo...

Gárgola. Qué feliz esta revolución. Sin acento, sin estrofa, sin rima, sin medida... Infringiendo los códigos ajenos hemos de coincidir seguro en alguna carretera camino a ninguna parte. Besos niña y feliz año. Y gracias por estar tan rotundamente en mi olvido

isis de la noche dijo...

licencia concedida para ti ;) por suerte..
me encanta leerte..
un beso

isis de la noche dijo...

licencia concedida para ti ;) por suerte..
me encanta leerte..
un beso

Lena dijo...

Sólo así se escribe...sin ataduras...

Me alegro que el 2008 haya cruzado nuestros caminos!

Deseo para ti que tus sueños se cumplna, paz, luz y mucho afecto!

Buena Fortuna!

Un fuerte abrazo y mil cariños, Gargolina!

Goathemala dijo...

Supongo que combinándola con la M de maestra. Me encantó. Tienes el recurso de la originalidad, tan difícil de conseguir casi siempre.

Por lo demás ya sabes que te deseo a ti y a tu familia todo lo mejor para este año que comienza en unas horas.

Abrazos.

Malena dijo...

Esa es la belleza, mi querida Gárgola, escribir sin cadenas, sin reglas, dejando desbordarse el corazón libremente. Esa inocencia de párvula es la que ningún poeta debería de perder.

¡Feliz Año, amiga mía!

Miles de besos.

JuanR Cuchhi dijo...

salud y suerte Poeta.