sábado, 20 de marzo de 2010

Alabanza al vértigo




Sería otra vez la trampa, lo inevitable o impredecible. Accidente* en un trayecto escarpado.
¿Pero y si no fuera una añagaza?
El portal no abrochado de una historia diferida, empezada en los confines de un lapso recóndito.
Bailan titubeos, piedras sueltas y piezas sin enlazar. Preguntas sin contestación aparente sobre lo indisoluble atávico. Tan predecible como lo que ya está escrito. Evitable como no beber cuando hay deseo.


*Accidente (Del lat. accĭdens, -entis).
Adaptación de la RAE -6-7-1-5-2-3-2-4-11


Capricho del terreno
que se presenta imprevistamente
Aparece en el atisbo
Mueve la intención
Altera el precepto
Involuntariamente
desnuda el sentido de lo establecido
Movimiento rotatorio
Falacia de un dilema inexistente


Según el diccionario de la RAE:
1. m. Cualidad o estado que aparece en algo, sin que sea parte de su esencia o naturaleza.
2. m. Suceso eventual que altera el orden regular de las cosas.
3. m. Suceso eventual o acción de que involuntariamente resulta daño para las personas o las cosas. Seguro contra accidentes.
4. m. Indisposición o enfermedad que sobreviene repentinamente y priva de sentido, de movimiento o de ambas cosas.
5. m. Pasión o movimiento del ánimo.
6. m. Irregularidad del terreno con elevación o depresión bruscas, quiebras, fragosidad, etc.
7. m. Síntoma grave que se presenta inopinadamente durante una enfermedad, sin ser de los que la caracterizan.
8. m. Gram. accidente gramatical.
9. m. Mús. Cada uno de los tres signos, el sostenido, el bemol y el becuadro, con que se altera la tonalidad de un sonido.
10. m. pl. Rel. Figura, color, sabor y olor que en la eucaristía quedan del pan y del vino después de la consagración.

20 comentarios:

ybris dijo...

Excelente reflexión sobre tan fecunda palabra.
Un canto a lo inusual puede llegar a ser tan intenso y profundo porque implica la convicción de lo que es usual.
Y es que lo imprevisto es la sorpresa imprescindible.


Besos.

Malena dijo...

Mi querida Gárgola: Si de una palabra puedes "construir" un gran poema...¿Qué sería en tus manos el Real Diccionario de la Lengua española? :)¿Un poemario de Gárgola? :)

Vértigo es también la sensación maravillosa que ocurre en nuestra alma cuando unos ojos se fijan en otros transmitiendo todo su cariño.

Mil besos y mil rosas.

Veronika dijo...

Que se evite el vèrtigo-manzana... entonces para que servirìa la tentación

Abrazos ilimitados

E.Suruba dijo...

primeira vez que vejo um blog espanhol! vou vir aqui para treinar! lindo o texto! parece música! seguindo

Malvada Bruja del Norte dijo...

Las nubes de la foto parecen espuma...dan ganas de tirarse de cabeza, y entonces ya no sería un accidente, pero tal vez si sería accidental ;-)

Luisa Arellano dijo...

Quizá seamos un accidente... y otro... y otro....


Quizá...

josé luis dijo...

Y a cada paso nos sorprende algo nuevo que nos toca y nos altera. Afortunadamente podemos seguir descubriendo y nos muda, nos cambia, nos avisa que casi todo está por descubrir.
Tus palabras nos abren el pensamiento y los sentidos a otros "accidentes" del alma.

Un abrazo.

ANTIQVA dijo...

Amiga, lo accidental es lo que no es sustancial...

Por ejemplo, lo sustancial es la montaña, y lo accidental es el accidente que se produce en la montaña.

Otro ejemplo, lo sustancial es Oriente (segun dicen), lo accidental seria Occidente...

En suma, tras estas sesudas reflexiones quedé reflexivamente perplejo... Resulta que Occidente no sería sino un accidente de Oriente...

Ay, ay, que me lio, querida amiga...

Solo queria ayudarte a definir lo que es un accidente, pero veras que me accidenté...

Un abrazo, Gargola, y cuidate en la montaña

Antonio H. Martín dijo...

El vértigo nos asusta, da miedo caer, da miedo estar en la pared desnuda con sólo unos mínimos puntos de apoyo, pero creo que al mismo tiempo nos atrae, porque sentimos que ese vértigo no es sólo peligro, sino como una llamada de la vida, como un puente colgante que hay que cruzar si queremos alcanzar otras intensidades, otros niveles.

Un abrazo vertiginoso, amiga Gárgola.

Rodrigo D. Granados dijo...

El accidente es apenas una más de las posibilidades; de las alternativas a lo regular. Puede ser bello o truculento; jovial o desfortunado; pero siempre ocupa nuestra atención con latidos desacompasados.

isis de la noche dijo...

¡¡¡WOW AMIGA!!!!

Héte allí, jugando con el tiempo y las palabras... como solo tú sabes hacerlo, surcando sobre los abismos, absorbiendo las sensaciones que produce tal hazaño y trocando las emociones en palabras magníficas...

Y no solo eso, sino que vengo aquí, a este continuum no temporal ni espacial ;) y ¿con qué me encuentro?? Ah!!!! con un juego de palabras, con una caricia del lenguaje, con una aventura por los conceptos que a veces se quedan cortos cuando el alma percibe que aquello a lo que definen no termina de contenerse en ellos.. O que los trasciende o que estos son tan solo la puerta que nos conduce hacia la inmensidad de sentires que abarcan..

Pero qué maestría la tuya en esta ocasión!!!!!! Y claro... tú, nada menos que la que crea el tiempo, contemplándolo en toda su vastedad, en toda su silenciosa majestad y cediendo al vértigo que produce el contacto con su fuerza... para luego atraparnos en él, hacérnoslo sentir y tomar a nuestra alma para acompañarte por esos instantes de revelación que te usan para enamorarnos de tus letras....

Yo, amiga mía, solo puedo agradecerte por esta vertiginosa aventura que ha sido dejarme llevar por tus letras, en esta noche de ensueño que me han regalado...

besos miles!!!!!!

iliamehoy dijo...

Ante la magnitud de lo que atisbas, mis palabras asoman pequeñas, casi invisibles.
Por suerte, me queda el recreo, el viaje pausado por esa orografía polícroma de accidentes y causas.
Una sonrisa

cristal00k dijo...

Yo me quedo con la acepción 5ª: Pasión o movimiento del ánimo.
Y lo que traiga el vértigo encriptado.
Besos!

Enrique Sabaté dijo...

Paso a saludarte sin que suponga un accidente sino una repetición elegida.

Saludos.

Luisa Arellano dijo...

Perfecta arquitectura de la palabra. Derrochas fuerza por todas partes.

Encantadísima. :)

alkerme dijo...

Analizando las distintas acepciones del DRAE se da uno cuenta de qué idioma el nuestro...
una única palabra y cuanta diferencia, según se emplee...

Un beso

Migueloski dijo...

Guao que entrada ni mas interesante...no eres ni somos accidentes hehehe por algo estamos en esta tierra no?

luzbelguerrero dijo...

¡Oiga KELVIN que las cenizas del volcán Eyjafjallajökull le están petando el barranco!
La única forma de para esto es que escriba un nuevo post (este ya canta un poco); haga una invocación a Vulcano desnuda a medianoche en un lugar cercano a mi queli y (si no es mucho pedir) me empreste una de esas cuerdas de donde se cuelga, que me voy de excursión al Himalaya

Lisbeth Salander dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, veo que apreciamos la misma canción y autor.
saludos

Eli dijo...

Accidentes que desnudan ojos expectantes de su incógnita transparencia, siendo vistos y no advertídos. Cada caída despierta la primera, que sigue soñando con ser última. Todo sangra, sin permíso. Y de coagulando combinaciones, muero de infinito...

Hola belleza radiante del latido, intenté enmarcar la fragancia de otro de tus jardínes verbales, pero no cupo en mi pomo, así que solo lo respiro. Gracias por tanto, tanto y del poema entre los "líquidos pétalos del Aleph".

TQM.