viernes, 14 de enero de 2011

Hojas











Oposición al tedio y al tiempo
Batalla titánica a la que vence el secreto
Languidez que
habita varada en el estuario
Cobijo de la nostalgia
ineludible
Memoria arterial de los bisturís
Teñida de todos los tonos de rojo
desde tiempos
Arcaicos
Narcótico profano de tu mirada
Cortante
Olvido venoso de los cuchillos
Desenlace
Lámina que aniquila,  extirpa o cura

9 comentarios:

Veronika dijo...

Cura.

Abrazos

alkerme dijo...

No vale jugar con nada lacerante para derrotar al tedio...

Abrazos y abrazos.

Justine dijo...

Vai curar, seguramente!

ANTIQVA PHOTOBLOG dijo...

Amiga, siempre he sospechado que las Gárgolas, ademas de hacer fotos bellisimas, suelen enfermar de extrañas melancolias...

Quizas es que ven o saben cosas que los demas no vemos o sabemos.

Recibe un gran abrazo, amiga

ANTIQVA PHOTOBLOG dijo...

Amiga, siempre he sospechado que las Gárgolas, ademas de hacer fotos bellisimas, suelen enfermar de extrañas melancolias...

Quizas es que ven o saben cosas que los demas no vemos o sabemos.

Recibe un gran abrazo, amiga

cristal00k dijo...

Nada mejor para curar, en rojo o en cualquier color que una mirada narcótica... desde luego!

Mixha Zizek dijo...

por que no dejas de sorprenderme querida amiga,

me urge verte por skype,

besos muchos

Malvada Bruja del Norte dijo...

Y sí el rojo narcotizante, el rojo de energía y pasión, el rojo que siempre está ahí, y tú para captarlo con tu mirada llena de palabras e imágenes mágicas.

sergio astorga dijo...

Gárgola, ese cielo cura y aniquila.
Narcótico y profano.

Un abrazo curandero.
Sergio Astorga