viernes, 28 de enero de 2011

EspAcio




















Ese tiempo no es mío
Ni tuyo
Solo una voz que perdura
En la expansión que
la entropía cruje
Resonancia
Eco de poros
en combustión lenta
Planicie provisional llamada
presente
Desenlace del roce
Lugar donde
no se propagan sonidos
únicamente sentimientos

Rige silencio y piel

Ese turno no es tuyo
Tampoco mío
Frugal vulnerabilidad
Huerto de lunas
Eclipse en el momento del solsticio
la luz que migra
Invitación de destellos
días rebeldes
Territorio de lo  inasible
Ondas efervescentes en ese
Mar de montañas

Impera rugido y deseo

12 comentarios:

josé luis dijo...

Me gusta mucho ese lugar sin tiempos, lleno de sentimientos, colores, cielos desdibujados, montañas atrevidas, mundos surrealistas, lleno de lunas,de deseo rugiente. Silencio de nadie...y tantas ilusiones más.

Un abrazo.

Eli dijo...

Secuelas del (instante/sextante), escuelas del (sentido/destino), arraigan navegantes "con más amor que libertad nacidos. Creamos tiempo del verbo a partír de participios. Biquiños.

Mixha Zizek dijo...

Aqui leyendo tu poema, imágenes y color que me invitan al cambio y cambiar una ruta, me gustó como seimpre tu poesía, besos muchos

cristal00k dijo...

Pues sí, cuando ruge el deseo, se acerca el territorio de lo inasible.

De tus mejores textos, querida.

Besos, todos los posibles.

Lluvia dijo...

Waooo! me ha gustado leerte! me gusta mucho tu casa, ando visitando y espero poder seguir haciéndolo, El espacio... ese espacio que es tuyo y mio y al mismo tiempo de ninguno de los dos...y dónde estamos?.... digo yo... disculpa ya empecer a divagar!

Cuidate!

alkerme dijo...

El tiempo y el espacio que se escapa, inexorablemente se escapa...

Un besazo,

Liou dijo...

Interesante...

ANTIQVA PHOTOBLOG dijo...

Una imagen preciosa... Las nubes me encantan... Son tan sutiles como la propia vida... Al fin, resulta que somos meras nubes...

Un abrazo, amiga Gargola

Veronika dijo...

"Rige silencio y piel"
"Impera rugido y deseo"

El espacio debe hacerse angosto entonces...

Abrazos

Malvada Bruja del Norte dijo...

Guau, impera rugido y deseo...se acerca la primavera? Sí, lo susurra tu texto.

sergio astorga dijo...

Gárgola, los rugidos son los impulsos primarios del deseo en ese territorio inasible.

Me quedo con ese espacio, aunque sepamos que hay más vacío que materia.

Un abrazo vulnerable.
Sergio Astorga

Luisa Arellano dijo...

Vas a tener que llevarme contigo a esas montañas....


Precioso poema, amiga.

Muchos besos.