viernes, 18 de marzo de 2011

Astronomía de la charca


















Gelatinosa constelación
Agrupados en el sentido estricto de estar juntos
Masa indecisa entre el confort de la inercia
y el riesgo de eclosionar

Selección a la que sobrevivirán
Sobreviviremos

¿Quiénes?
¿los fuertes?
¿los ágiles?
¿los flexibles?

¿O el capricho de la charca?
que no desborda
se evapora
o desaparece bajo las ruedas de un todo terreno

¿el destino digestivo de una ninfa de libélula?

Nada se crea, nada se pierde: todo se transforma
todos se pierden, todos se crean y nadie se transforma

8 comentarios:

Angeles dijo...

Solo el azar tiene la respuesta...

Un beso

ANTIQVA dijo...

La vida posiblemente sea una mera claridad de confusiones.

Lo unico cierto es que algun momento llega la libelula y se nos zampa.

Un abrazo, Gargola

alkerme dijo...

Me quedo con la masa aparentemente compacta y jugosa de las primeras cuatro lineas aunque no se sepa muy bien si inercia o no. En realidad las inercias nos acompañan continuamente.

Abrazo enorme, Gárgola, te echaba de menos pero estás que es lo importante.

Luisa Arellano dijo...

Destino dubitativo y torpe la mayoría de las veces, quizá lo mejor sería eclosionar y... ver los resultados...

Justine dijo...

A tua poesia por vezes parece uma pedra afiada, o gume de uma faca - que entra nas nossas consciências...

cristal00k dijo...

Y mientras tanto, existimos...

sergio astorga dijo...

Gárgola, el hoy se dobla y desdobla como esa gelatina. Hoy es ayer, mañana no es siempre. Las horas más teimosas son las que resisten.

Abrazo bien adaptado.
Sergio Astorga

Mixha Zizek dijo...

Me gustó este poema, tiene fuerza, imágenes que se transforman en palabras en tus versos, besos