jueves, 12 de mayo de 2011

seíSmOS




movimientos telúricos ponen acento al desconcierto
todo se desmorona
se vienen abajo las convicciones
la cordura y la corteza
no hay lugar para axiomas

el mundo se mueve en minúsculas
pretendiendo avanzar en superlativos
pequeños principios en avatares de certidumbres
estratagemas de suburbio como regla de modernidad
todo se descompone

desastres servidos en dosis
incontrolados esfuerzos para un  cambio caduco
todo se desbarata
los dados están cargados
el juego es la falacia de la vitoria

14 comentarios:

Angeles dijo...

En ocasiones nos damos de bruces con la realidad, que nos recuerda que no somos dioses, sino frágiles, temblorosos e insignificantes habitantes de una tierra que no nos pertenece. Pero nos negamos a reconocerlo y asi nos va.


Un beso enorme y muchos, muchos cariños

Mixha Zizek dijo...

Te leo y me encanto de leerte querida amiga
se te extrañaba mucho por estos lados

siempre con poesía reflexiva que me dejas pensando en cambios y transformaciones
A veces quisieras que el mundo fuera diferente y que hiciera un cambio. Tenemos que ver esa transformación pero no damos muchas veces ese salto, es mi interprestación, besos

me gusta muchísimo

Justine dijo...

A força e a dureza da tua poesia mantém-se, sem esqueceres nunca o toque humanista!
(os teus caminhos não passam por Lisboa de novo? Saudade...)

Pedro dijo...

Un poema escrito bajo un sauce, un vaso de dolor con el agua sacudida por temblores, con círculos concéntricos de una lluvia triste,
Uno lee y siente, te siente.
Solo queda abrazarte y decirte que estamos en primavera.

Goathemala dijo...

El último verso me da el juego de otra interpretación.

Gracias, abrazos.

Aucaranda dijo...

Quizá Madre abra sus entrañas para abrazar el desarraigo de sus hijos.
Buscamos el círculo perfecto alrededor de una materia ya caduca, susurrando el SoS que baila en la hipnosis de la música de nuestro Kaos.
Ondas de frecuencia incierta, echadas a suertes en el juego de la vida...la victoria es una falacia.

Gracias por el viaje telúrico de tus palabras.

josé luis dijo...

Y pequeños golpes acrecientan la incertidumbre. Nada parece seguro aunque pretendamos creer que lo dominamos casi todo. Falsa ilusión que se rompe en mil pedazos...

Abrazos

Esteban dijo...

Gargola, excelente poema

md dijo...

Todo en proceso, siempre cambiando, siempre mutando y "temblando"

Besos, Gárgola

sergio astorga dijo...

Gárgola,el peso de los dados es del azar, la victoria no tiene final, como dices, no hay lugar para axiomas, solamente el ribosoma se desborda.

Juego de abrazos.
Sergio Astorga

ANTIQVA dijo...

Si, amiga, es asi, pero no te preocupes demasiado... Me consta que cualquier tiempo pasado fue peor...

Si, ya se que eso no sirve para nada.

Es que estoy confuso...

Jorge Encinas Martínez dijo...

Llego a tí desde el blog de Glup 2.0, y me ha gustado lo que he visto. Seguiré visitándote.

Un abrazo

Malvada Bruja del Norte dijo...

Y es mejor que se desmorone que apuntalar ruinas...mejor que se desomorone y construyamos con fuerza algo mejor.

David C. dijo...

son como sismos.