viernes, 22 de agosto de 2008

Mapa del tiempo

Rodelu
Hace unos cuatro mil quinientos millones de años, año más, año menos, una estrella enana escupió un planeta, que actualmente responde al nombre de Tierra. Hace unos cuatro mil doscientos millones de años, la primera célula bebió el caldo del mar, y le gustó, y se duplicó para tener a quien convidar el trago.
Hace unos cuatro millones y pico de años, la mujer y el hombre, casi monos todavía, se alzaron sobre sus patas y se abrazaron, y por primera vez tuvieron la alegría y el pánico de verse, cara a cara, mientras estaban en eso.
Hace unos cuatrocientos cincuenta mil años, la mujer y el hombre frotaron dos piedras y encendieron el primer fuego, que los ayudó a pelear contra el miedo y el frío.
Hace unos trescientos mil años, la mujer y el hombre se dijeron las primeras palabras, y creyeron que podían entenderse.
Y en eso estamos, todavía: queriendo ser dos, muertos de miedo, muertos de frío, buscando palabras.


Eduardo Galeano 2005

2 comentarios:

Néctar dijo...

Estas palabras son tan ciertas verdad? Caminamos y caminamos sin cesar, no siempre sabemos en qué dirección ni con qué fin, pero perseveramos en nuestro afán de conseguir... no sabemos muy bien el qué.
Me ha encantado tu blog.

el olvido imposible dijo...

Aquí nos mantenemos. Oscilando entre el sí y el no. Entre el miedo y la osadía. Entre la melancolía y la risa. Gracias por tus visitas...