miércoles, 27 de agosto de 2008

REtales de paisajes


Hoy el día amaneció más gris
Definitivamente no es un día azul
La ciudad inhóspita
ofrece el reflejo de las casas de colores
a los turistas ávidos de postales
Por más que intente creer que no pasa nada
intuyo la luz del otoño en el cielo tornasolado
El deseo es comando suicida

Cambio de banda sonora

Sigo insistiendo que no pasa nada
quizás la saudade sea flor amarilla estampada en el paisaje

Cambio de continente

Los rascacielos en el horizonte que un día fue bello
dejan entrever la silueta de la montaña que cupo en un barco
La luz es otra, dorada
final de invierno en latitudes australes
Navegan cojines en un cian profundo

Me he convencido: nada pasa
casi puedo dormir y olvidarme de nubes
Ahora hay un océano por el medio

3 comentarios:

el olvido imposible dijo...

Grises son algunas de las piedras que me tropeizo en la playa mientras camino y el blanco de la espuma me baña los sueños; gris es el gato que maulla su amor de siglos delante de mi ventana y dedica su serenata a la luna; gris es el tono de mi voz cuando me inunda el miedo... Y el oceano... Oh, el oceano es azul y a veces tan distante.
Un beso. Me ha encantado

Néctar dijo...

Precioso

alkerme dijo...

Muy bonito.