martes, 19 de agosto de 2008

Barroco

Photo By: hurleygurley


Allá estaba el murete
Más adelante las escaleras
Allá estaba la plataforma

Mar vacío
Bar desierto
Corazón lacrado

Todo pasa desatinado
Y los maniquíes siguen sentados en el borde del abismo
Ángeles colgados del techo del Bar
Huecos

Mar desierto
Bar lacrado
Corazón vacío

En el encuentro del fantástico
La unión de los excesos
Primor de los acabados oclusos
En la mesa la misma reunión
De siempre

Mar lacrado
Bar vacío
Corazón desierto


I.R. 1980

3 comentarios:

el olvido imposible dijo...

Entro en tu blog y me encuentro con un espacio alucinante. Tus palabras... tus poemas. Descubro una ventana desde la cual diviso un mar de calmas y tempestades.

cuchhhi dijo...

Mar lacrado....
intento verlo así, intento capturarlo en una mirada abierta y sin remitente, enviartelo para que veas la furia del Neptuno más malvado
pero quien le invita al bar Vacío de mi causa?...
eres genial.

Agustín López dijo...

Todo pasa desatinado
Y los maniquíes siguen sentados en el borde del abismo
Ángeles colgados del techo del Bar
Huecos...........¡cuanto maniquí suelto por la vida!
Agradezco tu comentario y paso a recorrer tu tiempo y, él, me dice que tu tiempo es el mío.
Un beso guapetona.